Mastografía Digital

No existe ningún estudio que otorgue el 100% del diagnóstico de cáncer de mama, sin embargo se ha demostrado que combinando los estudios de mastografía y ultrasonido de mama, se pueden diagnosticar a tiempo hasta el 80% de los cánceres de mama, de esta forma la paciente se puede operar a tiempo o recibir tratamientos de quimioterapia o radioterapia y con excelente porcentaje de curación.

Desafortunadamente existen aún muchos mitos sobre el uso de la mastografía hay pacientes que le tienen miedo o creen que el estudio les perjudica en algo, hay pacientes que creen que les hace daño y hay pacientes que no quieren sentir el dolor.

Científicamente, hasta el momento no se ha demostrado que la mastografía ocasione ningún daño y si se ha demostrado que es mucho mayor el beneficio que el riesgo. Yo les recomiendo que no lean en internet ya que existe mucha información errónea y muchas mentiras o mitos relacionados con la mastografía.

O bien en caso de que quieran leer pueden hacerlo gratuitamente en algunas páginas científicas como las revistas de oncología médica, oncología quirúrgica, radiología o ginecología.

Hasta el momento no se ha demostrado que la radiación originada por la mastografía cause daño a las pacientes.

El dolor podemos disminuirlo si el estudio se hace a medio ciclo menstrual, es decir aproximadamente entre el día 10 a 20 del ciclo, contando a partir del primer día de la menstruación. En esas fechas es cuando las mamas se encuentran menos inflamadas y probablemente sea menos doloroso el estudio. Pueden tomar también medicamentos para el dolor como antiinflamatorios y analgésicos antes del estudio y durante dos o tres días después, ya que la molestia persiste en algunas pacientes.

Se recomienda su uso después de los 40 años ya que la mama es menos densa y se puede valorar mejor.

La calidad de la mastografía digital o digitalizada es excelente, pero lo más importante es que los radiólogos que las revisan sean expertos en mastografía, por ello les sugiero que no prefieran estudios económicos sino estudios de buena calidad y revisadas por buenos radiólogos.

No le teman al diagnóstico, es mejor saber las malas noticias a tiempo para tener un mejor pronóstico y calidad de vida.